salud dental y Parkinson
0
(0)

Cómo cuidar la salud dental de las personas con Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso central de forma crónica y, además, progresiva. Como lo define la Associació Catalana per al Parkinson, esta enfermedad influye “en las estructuras del cerebro encargadas del control y la coordinación de los movimientos, así como del mantenimiento del tono muscular y la postura”. En este sentido, el Parkinson está asociado a la degeneración de una de esas estructuras cerebrales, la llamada “sustancia negra”. En ella, se almacena la dopamina, un neurotransmisor fundamental para la regulación y coordinación de los movimientos. Por este motivo, la descoordinación corporal es una de las manifestaciones principales de esta enfermedad.

Aunque los síntomas no son permanentes, sino que aparecen y desaparecen, la rigidez muscular, los temblores, la lentitud a la hora de caminar y de realizar movimientos corporales, ciertas anomalías posturales – como la inclinación de la cabeza y el tronco hacia adelante – y algunos trastornos relacionados con el equilibrio son los más frecuentes.

El 11 de abril celebramos el Día Mundial del Parkinson con el objectivo de sensibilizar sobre el impacto que tiene en los enfermos y las enfermas la imagen equivocada de la sociedad acerca de esta enfermedad. En este sentido, según los datos de la Federación Española de Parkinson, más de 160.000 personas sufren este trastorno, de las que una de cada cinco es menor de 50 años. En este artículo, abordamos cómo cuidar la salud dental de las personas con Parkinson.

¿Cuál es la relación entre salud dental y Parkinson?

Como recoge la American Parkinson Disease Association en el artículo La enfermedad de Parkinson y la salud dental, la disfunción motora, la disminución o el incremento de la producción salival, el síndrome de la boca ardiente, los trastornos del gusto, el aumento de la caries y las enfermedades de las encías y las dificultades con las prótesis dentales son algunos de los problemas más habituales entre las personas con Parkinson.  

Disfunción motora

En primer lugar, la disfunción motora está relacionada con una masticación incorrecta, con la dificultad para tragar y mover la boca y/o con el movimiento excesivo de la mandíbula. Por ello, los y las pacientes con Parkinson pueden sufrir problemas de bruxismo – apretamiento y rechinamiento involuntario de los dientes –, mordeduras en las mejillas y los labios e incluso fracturas dentales.

Disminución o incremento de la producción salival, boca seca y ardiente y trastornos del gusto

La disminución de la producción de saliva, además de dificultar la masticación y la deglución de los alimentos, está asociada al síndrome de la boca seca – xerostomía – y a un aumento del riesgo de sufrir caries y enfermedades de las encías – gingivitis y periodontitis. Por otra parte, el exceso salival – sialorrea – puede provocar un incremento de la placa bacteriana y del sarro, dos de las causas principales del desarrollo de la gingivitis y la periodontitis. En este sentido, es importante tener en cuenta que muchos de los medicamentos prescritos para el Parkinson pueden favorecer la sensación de la boca seca. Todo ello, a su vez, puede afectar al gusto.

Aumento del riesgo de caries y enfermedades de las encías

Uno de los problemas más habituales entre las personas con Parkinson es la dificultad para realizar la higiene dental diaria. Esta situación, junto con la disminución de la producción de saliva, está directamente relacionada con un mayor riesgo de sufrir caries, gingivitis y periodontitis.

Dificultades con las prótesis dentales

La colocación y la extracción de las prótesis dentales removibles pueden dificultar el día a día de estos y estas pacientes. También su higiene y el estado de la boca. Por ello, es importante que, en caso de utilizar estos dispositivos, acudan a revisiones periódicas. De esta manera, podremos asegurar que la dentadura se adapta y no provoca molestias en su boca.


En definitiva, los y las pacientes con Parkinson presentan tendencia a sufrir patologías bucodentales debido al deterioro de su capacidad motora y a los medicamentos que consumen.

Salud dental y Parkinson: ¿cómo cuidamos la salud dental de las personas con Parkinson?

La promoción de la salud bucodental y la prevención de las enfermedades de la boca son dos aspectos fundamentales para mejorar la calidad de vida de los y las pacientes con Parkinson. El cuidado diario de los dientes y las encías es de vital importancia para su bienestar. Así, las revisiones periódicas nos permiten prevenir cualquier afección bucodental o tratarla de forma precoz. Además, durante las visitas ayudamos y aconsejamos a los y las familiares o personas a su cargo sobre las técnicas de higiene adecuadas. 

En el Institut Dental Pere Claver contamos con más de 15 años de experiencia en la atención odontológica integral y disponemos de unas instalaciones modernas, accesibles y equipadas con las últimas innovaciones tecnológicas, con el objetivo de ofrecer a nuestros pacientes diagnósticos precisos y tratamientos efectivos y personalizados.

Si quieres hacernos una visita, puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 93 443 12 00 o a través del formulario de nuestra página web

T'ha semblat interessant?

Valora aquest contingut!

Si has trobat útil aquest contingut...

Comparteix-ho a les xarxes socials

Lamentem que aquesta publicació no et sigui útil!

Millorem aquesta publicació!

Explica'ns com podem millorar

Ir al contenido